Susana Rodríguez Carballido

La delicadeza de estos arquitectos en el dibujo y en el discurso se traduce, sin duda, en el resultado final. Un descubrimiento!